Sobre el valor de la teoría literaria

El teórico literario es a la literatura como el comentarista de fútbol, al fútbol. Más de un profesor de literatura podría ofenderse con lo que digo, pero vamos por parte. Mi intención no es descalificar totalmente la teoría literaria, sino todo lo contrario: tratar de entender de qué se trata y cuál es su función. Evidentemente, al comparar la teoría literaria con el comentario de un partido de fútbol le estoy quitando un rol protagónico. Pero, ¿quién hubiese pensado que la teoría literaria desempeña un rol fundamental en la sociedad o siquiera en la cultura? Y si sirve de consuelo, también agregaría a la lista la teoría política: esta, como aquella otra, “comentan” lo que pasa “allá en la cancha”: en el campo literario, en la arena política.
El teórico literario y el teórico político son comentaristas profesionales de sus respectivos campos – ni más ni menos que eso: comentaristas. Ni el teórico literario ni el político explican que sucede, en el sentido científico del término. Esa es, en mi opinión, la gran diferencia de la teoría literaria con la sociología de la literatura y, así mismo, de la teoría política con la sociología de la política o la sociología política. El sociólogo es un científico; su objetivo es hallar regularidades y encontrar modelos causales para explicar tales regularidades. En cambio, el comentarista no busca regularidades ni se afana por encontrar “la estructura que subyace al grupo de fenómenos que observa”. Lo que hace – en todo caso, lo que hace el buen comentarista – es algo más modesto, aunque no privo de importancia: enriquecer nuestra visión del fenómeno. En otras palabras: el comentarista, idealmente, es alguien que se ha desenvuelto por años en el campo de su interés; no sólo sabe contarnos lo que pasa (relata con pericia lo que sucede) sino que también nos brinda información adicional que nos ayuda a interpretar lo que tenemos frente a nosotros.
El fútbol podría seguir existiendo sin sus comentaristas, pero lo contrario no es cierto. Lo mismo sucedería con la literatura y la política, porque estas actividades también son en gran medida ajenas a sus teóricos. No obstante, sería apresurado concluir que el comentario (de cualquier tipo) es siempre superfluo e inútil. La razón es que la “teoría” (el relato, el comentario, la interpretación, la reflexión) son momentos importantes en el proceso global de ver jugar al fútbol, de leer libros o de ser ciudadano de un Estado. Es más: la teoría es importante no sólo para el espectador, sino para el jugador mismo. No todo allí en la cancha es “acción ciega”. Después de haber jugado un partido de fútbol, de haber escrito un cuento o de haber tomado una medida, el “jugador” necesita tomar un respiro y reflexionar sobre lo que hizo. El comentario de los otros no le es indiferente. La acción no es simplemente la transformación automática de la materia. Incluso simple puntapié está “cargado de teoría”. Anthony Giddens fue uno de los autores que mejor resaltó este aspecto. La reflexión, la interpretación, la simple verbalización, todo lo que él llama “hermenéutica”, son una parte integrante del actuar. Toda acción y toda práctica deben entenderse de manera sistémica: se trata de un sistema constituido por partes diversas y complementarias. La teoría siempre retroalimenta la ejecución puntual de algo. Que aquí la influencia de la teoría sobre la práctica sea indirecta y débil, no cabe duda, pero que la primera no influya para nada en la segunda, es falso.
El punto es entender que en la sociedad, cual si fuese una representación teatral, hay ocupaciones que desempeñan un papel mucho menos importante de lo que los mismos actores implicados suponen; pero esos roles tienen una importancia innegable en el conjunto de la obra, por modestos que sean.

Acerca de Marcos G. Breuer

I'm a philosopher, book author and professor based in Athens, Greece.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s