Los tres principales enemigos de la religión

Sostengo que la verdadera religiosidad tiene tres grandes enemigos, que son la iglesia, el dogma y el rito. Alguno podrá considerar contradictorio lo que digo, ya que justamente la definición clásica de religión contiene estos tres aspectos: iglesia, dogma, culto. Yo en cambio creo que lo más importante de la religión es otra cosa, y que la iglesia, en tanto institución jerárquica, la creencia y los ritos no hacen sino entorpecer al espíritu verdaderamente religioso. Para decirlo sin más rodeo: la esencia de la religión consiste en la experiencia religiosa, esto es, en la experiencia de unión mística del individuo con el universo. Para acceder a esa experiencia no hacen falta ni iglesias, ni creencias, ni rituales de ningún tipo. Hace falta otra cosa: cultivar la interioridad y propiciar una apertura hacia el mundo en clave espiritual. Las iglesias, las creencias y los rituales no son más que las formas primitivas en las cuales se plasmó la religiosidad. El desafío es superar esas formas imperfectas, burdas, anacrónicas de lo religioso, para pasar a una religiosidad más auténtica, más simple pero al mismo tiempo más profunda. El verdadero espíritu religioso no necesita creer en ningún dogma extravagante (¡y qué dogma no lo es!), ni realizar ningún ritual y mucho menos ser parte de una iglesia. El espíritu verdaderamente religioso es el vive de tal manera que le es posible, aunque sea por momentos, establecer una relación espiritual con el mundo. Así como lo esencial en el arte no son ni los museos, ni las galerías, ni en última instancia los objetos mismos, sino la experiencia estética que la creación y la fruición de la obra de arte hacen posible, del mismo modo el núcleo de la religión es la experiencia religiosa hecha posible gracias al cultivo de la interioridad, al recogimiento, a la devoción. Las religiones positivas se apropian y terminar fosilizando esa vivencia primordial, en la misma medida en que las escuelas y los movimientos artísticos terminan encorsetando y malogrando la experiencia estética. Hay que trascender la religión para acceder a una espiritualidad auténtica.

Acerca de Marcos G. Breuer

I'm a philosopher based in Athens, Greece.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los tres principales enemigos de la religión

  1. ger151076 dijo:

    Querido MArcos este escrito como tantos otros tuyo los cuales leo apasionadamente lo publique en mis cuentas desde ya permiso
    y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s